Una Nueva Sociedad Es Posible

Primera Parte

La Crisis Actual Dentro de la Crisis Generalizada del Capitalismo


Capítulo 1: Origen y Desarrollo de la Crisis Actual

Índice
========
Índice Extendido




Capítulo 1: Origen y Desarrollo de la Crisis Actual
1A) El Origen de la Crisis

Suele citarse como fecha de referencia de inicio de la crisis los días del 9 al 11 de agosto de 2007 cuando se produjo el desplome de la Bolsa, como consecuencia del estallido de la Burbuja Inmobiliaria y de las Hipotecas Subprime o de “Alto Riesgo”, también denominadas “Hipotecas Basura”, sobre cuyo significado y trascendencia hablaremos en un apartado posterior.
Ya a finales de julio, los malos datos aparecidos sobre la venta de viviendas nuevas había hecho temblar las bolsas, destapando una situación que habría de ir consolidando el comienzo de un proceso que, iniciado en Estados Unidos, se iba a transmitir rápidamente por todo el mundo, de una manera feroz y descontrolada.
Sin embargo, es importante resaltar un primer incidente, que pudo pasar desapercibido en su momento y que bien pudiera considerarse como el verdadero punto de partida de una situación, que llegaría a convertirse, con el tiempo, en la peor crisis del capitalismo mundial, desde el derrumbe de 1929.
Nos estamos refiriendo a la caída de un pequeño banco californiano que se había especializado en productos de alto riesgo. Su nombre, Ownit Mortgate Solutions y la fecha, diciembre de 2006.
Precisamente, este hecho, de apariencia puntual y de menor importancia, ha sido citado por algunos como un práctico ejemplo del famoso "Efecto Mariposa", del que hablaremos en su momento y que terminaría por provocar, en el transcurso de octubre de 2008, un gravísimo terremoto económico, con el derrumbe de la economía de todo un país como Islandia.
Estudiaremos más adelante el fenómeno islandés con detenimiento, pero baste aquí decir que este pequeño país, de 300.000 habitantes, había logrado colocarse en medio siglo como uno de los más ricos de Europa con nivel cero de desempleo y que había sido identificado por la ONU, a principios de 2008, como “el mejor lugar del mundo para vivir”.
Como detallaremos más adelante, el terremoto bancario que asoló Islandia le había convertido, en el otoño del mismo año, en un país sin reservas de moneda extranjera, con dos de sus tres grandes bancos nacionalizados, una inflación del 15%, una moneda que ha llegado a perder hasta el 70% de su valor, unos tipos de interés al 18% y donde, en resumidas cuentas, se puede decir que se encontraba prácticamente en bancarrota.
El ejemplo de Islandia no es más que un caso particular, aunque muy agudo, de una situación que se fue generalizando a medida en que pasaban, primero los meses y, más tarde, las semanas.


Capítulo 1: Origen y Desarrollo de la Crisis
1B) La Rápida Evolución de la Crisis

Todavía en julio de 2007 la economía mundial mantenía su largo y sostenido rumbo de crecimiento.

Pero cuando las bolsas en su caída anunciaban el estallido de la Burbuja Inmobiliaria, junto a la acumulación excesiva de los Créditos Basura, se estaba poniendo en marcha un proceso devastador de la economía, que se iba a ver reforzado por el problema larvado del aumento del precio de las materias primas alimentarias, así como el crecimiento imparable del precio de los productos energéticos.

Primero fue el hundimiento de las entidades de financiación (que no bancos), dedicadas al, hasta entonces, suculento negocio de las Hipotecas Subprime (o créditos de riesgo).
En segundo lugar, la Crisis Hipotecaria derivó hacia una Crisis Financiera donde los bancos dejaron de fiarse los unos de los otros porque no estaba claro cuáles de ellos podrían llevar en su interior la manzana podrida de instituciones colaterales dedicadas a los créditos basura.
Esta falta de confianza condujo a que el mercado interbancario dejara de funcionar y nadie le diera dinero a nadie.

La banca empezó a restringir los créditos y llegó un momento en que algunos ciudadanos, atemorizados, empezaron a retirar sus depósitos intentando invertir su dinero en oro, como forma de protegerse frente a una posible crisis bancaria generalizada.
Finalmente, todo este conjunto de situaciones se fue transformado en una especie de bola de nieve, creciente, que iba a envolver a la propia economía real, es decir, la de la Producción de Bienes Materiales y los Servicios.
Muchos que se habían embarcado en Hipotecas Basura, no podían pagarlas, creció la morosidad, al tiempo que se detenía la escalada de los precios de las viviendas y terminó por arruinar a algunas de estas entidades de crédito.
Muchas empresas inmobiliarias y otras nacidas al calor del negocio del ladrillo cerraron y comenzó a quedarse mucha gente en el paro. La subida de las materias primas y el precio del petróleo empezó a disparar la inflación y esto junto al crecimiento del paro y el temor al futuro, desató el descenso del consumo.
A su vez, la bajada de las ventas empezó a afectar a muchas empresas vendedoras y, tras estas, a las dedicadas a la fabricación de productos.
Por otra parte, la banca empezó a restringir los créditos y miles de empresas, especialmente las pequeñas y medianas, se encontraron con dificultades para desarrollar su negocio con normalidad (pago a proveedores, nóminas, etc.). Todo esto fue conduciendo, poco a poco, a una cadena de suspensiones de pagos, quiebra de empresas, rescisiones de contratos y subcontrataciones y, con ello, el crecimiento del paro.
La situación se iba transformando en una espiral alocada donde nuevos descensos del consumo, conducían a intensificar las dificultades de las empresas, más paro, etc.
Como consecuencia, todos estos factores, que estaban afectando a la economía real, iban acercando rápidamente al mundo a un inicio de Recesión, con un carácter globalizado, partiendo de algunos de los países más avanzados.
De esta manera, en el llamado primer mundo, ya en noviembre de 2008, se incluían países como EEUU, Alemania, Reino Unido, Italia y Japón. España ya había experimentado un primer trimestre con crecimiento negativo y Francia se salvaba por una décima.
Naturalmente, durante este proceso, a partir del verano de aquel año, los gobiernos empezaron a plantearse el salir al paso de la crisis, iniciando una escalada de medidas que siempre resultaban insuficientes, produciéndose rápidamente la caída de las bolsas.
Primero fue el intento de rescate de las entidades de los Créditos Basura (cuyos activos correspondientes suelen recibir el nombre de Productos o Activos Tóxicos)
Pronto se vio que este no era el camino y que era mucho más importante asegurar que la banca siguiese manteniendo la confianza de sus inversores para que no cundiera el pánico y hacia allí empezaron a trasladarse las propuestas de salvamento económico.
Sin embargo, esto tampoco era suficiente y se empezó a entender que había que salvar a la propia economía real, buscando distintos tipos de medidas.
Mientras tanto, con la disminución del consumo y la crisis de producción, descendió la importación de materias primas y con ello se inició una bajada rapidísima de los precios de las mismas, (P.Ej. cereales en Argentina, cobre en Chile, soja en Brasil, petróleo en Venezuela, Irán o Rusia, biocombustibles etc.)
El caso del petróleo ha sido espectacular. En julio 2008 llegó a estar a 147 dólares el barril y en dos meses descendió por debajo de 60 (a 1 de diciembre 2008 estaba ya en 50$, el día 5 a 43$ y al día siguiente ya estaba por debajo de los 40$...).
Todo esto agravó los problemas de hambre en el tercer mundo, así como dificultades en el camino de ascenso de las llamadas economías emergentes, que las estaba conduciendo a un cierto nivel de desaceleración, unas porque sus materias primas se vendían mucho más baratas y otras porque veían disminuir sus posibilidades de exportación de productos elaborados (China, Brasil,...).
De hecho surgió el temor de que la economía china bajase al 7-7,5% en 2009 y ello supondría rozar el límite a partir del cual las autoridades de aquel país contemplan que no podría ofrecerse suficiente trabajo para cubrir la demanda y producirse el riesgo de revueltas sociales, cosa que en diciembre de 2008 ya había empezado a ocurrir.
Como agravante, en un mundo de economía globalizada y enormemente interdependiente, los problemas se iban trasladando de unos lugares a otros.
Por ejemplo, en Latinoamérica el peso de las exportaciones se ha ido trasvasando, gradualmente en los últimos años, hacia la zona Asia-Pacífico de manera que una posible disminución del crecimiento chino, ya iniciado en el momento de escribir estas líneas, con una bajada desde el 11,9% del año anterior al 9% de 2008 y que podría llegar al 7% en 2009, hizo, por ejemplo, disminuir las importaciones de acero desde Brasil, primer productor mundial de este producto, así como la demanda de petróleo de Venezuela.
La dependencia de EEUU de países como los de Centroamérica es una amenaza fatal para sus economías. Especial caso es el de Méjico, donde la crisis USA ha creado un grave problema en dicho país para salir de una oscura amenaza sobre su estabilidad económica.
A su vez, la disminución del turismo terminó afectando a zonas tradicionales, como el Caribe, y así podríamos seguir exponiendo muchos más ejemplos de interdependencia, de manera que en aquel momento, no era raro encontrar la palabra “Crisis Sistémica” en abundantes artículos de opinión.
Sobre este concepto de "Situación Sistémica", hablaremos en un capítulo posterior, para tratar de entender mejor la situación actual del mundo y las posibles salidas de la crisis.
Para terminar aquí este primer y rápido repaso al desarrollo del derrumbe económico en el que nos hayamos es importante destacar dos hechos que pueden resultar fundamentales, no solo para resolver los problemas de la crisis sino, incluso para modificar el futuro de las estructuras mundiales de distribución del poder, surgidas a partir de los Acuerdos de Betton Woods, en 1944.
En primer lugar, tras unos primeros pasos titubeantes e individualizados de los gobiernos de cada país, por fin y a iniciativa del presidente francés y de la Unión Europea, el presidente americano George Bush, en fase de liquidación de su mandato, aceptó convocar una reunión de los países del G-20 para tratar de salir colectivamente al paso de la crisis.
En segundo lugar, las elecciones USA y el triunfo del candidato demócrata Barack Obama, despertaron las expectativas no solo de muchos ciudadanos de Estados Unidos, sino de gran parte de los países del mundo, especialmente de Europa.
Con esta decisión electoral había quedado abierta la expectativa de un cambio radical de la política americana apostando por un, cada vez más necesario multilateralismo, ampliándose hacia temas como el cambio climático, la liberalización del comercio y la atención al tercer mundo, así como la mayor implicación de la actividad política frente al uso del poder militar para resolver los problemas del mundo.


Capítulo 1: Origen y Desarrollo de la Crisis
1C) Cronología de Algunos de los Hitos Claves de esta Primera Fase

Tras el citado desplome de la Bolsa de comienzos de agosto, se pueden destacar algunos momentos clave que permiten conocer la gravedad y el desarrollo acelerado de la crisis. (tomado de las noticias del periódico “El País” del 9/11/2008 y otras fechas anteriores, así como de otos periódicos diarios)
Nota: esta sección tiene un interés documental, con objeto de centrar las ideas. Su lectura solo se recomienda para aquellos lectores que deseen obtener una visión general, sintetizada, de la evolución de la crisis en sus primeros momentos.
18 de septiembre de 2007
La Reserva Federal baja los tipos de interés por primera vez desde 2003.

19 de diciembre de 2007
El Banco Central Europeo (BCE) inyecta 350.000 millones en el sistema financiero.

21 de enero de 2008
Pánico bursátil en todo el mundo. El Ibex 35, principal indicador de las bolsas españolas, cae un 7,54%.

17 de febrero de 2008
El Reino Unido nacionaliza el banco Northern Rock.

16 de marzo de 2008
La Reserva Federal (FED) respalda la compra de Bear Stearns por JPMorgan.

11 de julio de 2008
El barril de petróleo rompe su techo al llegar a 147,5 dólares.

15 de septiembre de 2008
Quiebra del banco Lehman Brothers en EEUU.

2 de octubre de 2008
Aprobación del plan de rescate de Estados Unidos

8 de octubre de 2008
Los bancos centrales recortan tipos de forma concertada.

10 de octubre de 2008
Las Bolsas terminan la peor semana de su historia.
La crisis financiera se traslada a la economía real
El FMI alerta de que el mundo está al borde de una Recesión.
El Tesoro de EEUU estudia la compra de acciones de los bancos en apuros.

12 de octubre de 2008
Los países de la Unión Europea anuncian multimillonarios planes de rescate bancario

19 de octubre de 2008
Resumen de los principales planes de rescate hasta esta fecha (en millones de euros):
USA: 520.388 Reino Unido: 510.000 Alemania: 500.000 Francia: 360.000 España: 150.000

22 de octubre de 2008
Tras la reunión de Bush con el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso y el presidente francés Sarkozy, la Casa Blanca anuncia la celebración de una cumbre financiera mundial convocando al G-20 para el 15 de noviembre.

23 de octubre de 2008
Sarkozy convoca a los líderes europeos para preparar la cumbre financiera mundial

30 de octubre de 2008
La crisis de la economía real ha hecho descender el consumo de materias primas
La bajada de los precios de las materias primas empieza a afectar a América Latina
El precio del petróleo ha bajado hasta los 60 dólares.
La economía de varios países petroleros empieza a resentirse (Venezuela, Rusia, e Irán)

6 de noviembre de 2008
El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé recesión, para los países avanzados, en 2009.

15 de noviembre de 2008
La zona euro entra en recesión, por primera vez desde su creación en 1999.
Japón también ha entrado en recesión.

15 de noviembre de 2008
Reunión de los países del G-20, más España, Holanda y Chequia
Propuestas de apoyo a la economía real.
Inicio de un proceso de trabajos para esbozar los cambios necesarios en las organizaciones económicas mundiales.
Convocatoria de una próxima cita en Londres para abril 2009, donde ya se habrá incorporado el nuevo presidente de EEUU, Barack Obama.




Capítulo 1: Origen y Desarrollo de la Crisis
1D) Aclarando Algunos Conceptos Previos

Desde que estalló la llamada Burbuja Inmobiliaria y con ella la Burbuja Hipotecaria, el interés por las consecuencias de la crisis, extendida mundialmente, ha provocado el uso de toda una serie de términos ajenos por lo general, al individuo de a pie y que son forzosamente obligados de utilizar en cualquier texto que hable de la marcha de la economía.
Es por dicho motivo que parece interesante exponer el significado de tales términos, para ayudar al lector no especializado a entender con más precisión los temas de los que se habla.
Este es el objetivo de este apartado complementario.


1D1) Hipotecas Subprime

Nota: Ideas tomadas del Blog de Ana Ariza, en un artículo publicado el 27/07/2007
http://analisisfundamental.es/hipotecas-subprime%C2%BFque-son/

¿Qué son las Hipotecas Subprime, a las que con tanta frecuencia se las suele añadir el sobrenombre de hipotecas basura?
Quizá empecemos a entender el significado si decimos que son créditos que se conceden a pesar del Alto Riesgo que conllevan. (Suele denominárselas también Hipotecas de Alto riesgo).
El alto grado de riesgo viene dado porque la persona que solicita el crédito ofrece muy pocas garantías, bien porque tiene un trabajo temporal, bien porque sus ingresos son muy bajos o irregulares, o no se pueden demostrar mediante nóminas, recibos, declaraciones de renta, etc. y, en definitiva, no disponen de los típicos avales bancarios.
Naturalmente a cambio de este riesgo y mayoritariamente con el objetivo de adquirir una vivienda, las entidades conceden los créditos aplicando un interés muy superior al del mercado bancario normal.
El negocio parece que puede ser muy rentable, teniendo en cuenta que, en tiempos de bonanza económica, se supone que el cliente tiene la intención de quedarse con la casa y pagar hasta el final, como harían los clientes de cualquier hipoteca bancaria clásica.
Pero es que en caso de que el cliente no pueda hacer frente al crédito y entregue las llaves de la casa, la entidad financiera siempre gana, teniendo en cuenta las expectativas que se han tenido durante años sobre el incremento del precio de la vivienda.
Normalmente en este tipo de créditos se especializan entidades no bancarias pues una entidad bancaria “normal” no aceptaría dar un crédito a tales personas. Es por eso que en dichos casos no se habla de bancos, sino solo de Entidades Financieras.
Sin embargo muchos bancos en la práctica y oliendo un fácil negocio terminaron por hacerse con la propiedad de bastantes de estas entidades, manteniéndolas separadas y actuando en paralelo con ellos.
Esto ha constituido una buena parte del problema porque iniciado el desplome, sus efectos se han corrido como la pólvora, llegando a una situación en la que los propios bancos no se fían unos de otros pues, a causa de la falta de control existente, se desconocen los posibles agujeros ocultos que puedan estar afectando a sus cuentas.
Esto provocó, en el otoño de 2008, una paralización del Mercado Interbancario y una grave disminución en la concesión de créditos.

1D2) El Desarrollo de la Burbuja Inmobiliaria

Nota previa: Para esta parte, es recomendable leer las diversas informaciones que aparecen en la Wikipedia, empezando por lo que en ella se dice sobre las burbujas económicas en general:
http://es.wikipedia.org/wiki/Burbuja_econ%C3%B3mica

Así como la descripción sobre la aparición y estallido de algunas de las burbujas surgidas en los últimos años. En concreto, sobre la Burbuja Inmobiliaria en España, en la dirección:
http://es.wikipedia.org/wiki/Burbuja_inmobiliaria_en_Espa%C3%B1a

También es interesante el artículo advirtiendo del estallido de la burbuja actual en la web de Gratiszona.com, del que tomo algunos datos recogidos de la revista “The Economist”:
http://www.gratiszona.com/pisos/burbuja_inmobiliaria.htm


Tal como se ha descrito el negocio de las hipotecas subprime no parece, en principio, que de ello pudiera derivarse una borrasca económica como la que se ha desatado, amenazando con iniciar incluso un proceso de Depresión a escala mundial.
Para comprenderlo es necesario exponer algunos hechos adicionales que han configurado lo que se ha dado en llamar "La Burbuja Inmobiliaria" y en primer lugar el concepto de "Burbuja Económica".


1D2.1) Qué es una Burbuja Económica

En general, los economistas explican que se ha producido una “Burbuja" sobre algún tipo de actividad económica cuando se desarrolla un proceso especulativo incontrolado, con un incremento artificial de los precios, muy por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC), al que acuden muchos inversores en busca de fáciles beneficios”.
Normalmente, los interesados no suelen hablar de la existencia de tales burbujas (más bien lo niegan con todo tipo de argumentos) hasta que estallan produciendo una caída brusca de los precios. Si bien es cierto que también hay algunos analistas de los mercados preocupados por estos temas que suelen avisar del grave riesgo que se corre para la economía real.
Para entender bien cómo se produce este fenómeno hay una descripción interesante recogida en la Wikipedia y conocida como “Teoría del más Tonto”.
http://es.wikipedia.org/wiki/Burbuja_econ%C3%B3mica

La cito textualmente:

Teoría del Más Tonto
Muy popular entre los legos, pero no totalmente confirmada por investigación empírica, la teoría del más tonto describe a las burbujas como dirigidas por el comportamiento perennemente optimista de los participantes de un mercado (los tontos) que compran activos sobrevaluados anticipando su venta a especuladores rapaces (los más tontos) a un precio mucho mayor.
Según esta explicación no respaldada, las burbujas continúan mientras que los tontos puedan encontrar otros tontos para pagarles por los activos sobrevaluados.
Las burbujas terminarán solo cuando el más tonto de todos, se convierta en el mayor tonto que paga el precio superior por el bien sobrevaluado y no puede encontrar otro comprador que pague por él un precio más alto.

Entre los casos recientes que podemos destacar de burbujas especulativas que terminaron estallando y creando graves problemas económicos, citaremos las siguientes:
- La burbuja Financiera e Inmobiliaria en Japón (entre 1980 y 1990)
Constituyó un proceso de revalorización de activos financieros e inmobiliarios ocurrido en Japón y que se extendió a lo largo del periodo arriba citado. Se considera una de las mayores burbujas especulativas de la historia económica moderna.
Precisamente por su similitud con lo que está sucediendo en la actualidad, esta crisis es citada por muchos analistas económicos, al servir de precedente, aunque ahora a un nivel mayor, tanto para recordar las medidas que se tomaron, como para reconocer el tiempo y las dificultades sufridas para resolverse.
- La Crisis Financiera Asiática, iniciada en julio de 1997

También conocida como la crisis del Fondo Monetario Internacional por la especial intervención de este organismo a lo largo de la misma. Se inició en Tailandia con la devaluación de su moneda y, por efecto dominó, le sucedieron numerosas devaluaciones en Malasia, Indonesia y Filipinas, lo que repercutió también en Taiwán, Hong Kong y Corea del Sur.
Como decimos, la crisis comenzó en Tailandia con el colapso financiero de su moneda, el baht tailandés, causado por la decisión del gobierno de hacer fluctuar el baht, cortando su conexión con el dólar, después de esfuerzos exhaustivos para sostenerlo frente a una crisis financiera severa, que era en parte obligada por el sector inmobiliario.
Para aquel entonces, Tailandia había adquirido una carga de deuda externa que provocó la bancarrota efectiva del país incluso antes del colapso de su moneda. Cuando la crisis se expandió, la mayoría de los países del Sureste Asiático y Japón vieron el desplome de sus monedas, la devaluación del mercado bursátil y de otros activos y una caída precipitada de la deuda privada.
De ella se ha dicho que fue la primera gran crisis de la Globalización así como la primera intervención globalizada de la era actual, especialmente a través del FMI.
Es de destacar, como ejemplo de la crítica al neoliberalismo reinante por aquellos tiempos, el artículo publicado en 1994 por el economista Paul Krugman, premio Nóbel de economía 2008, en el que atacaba la idea de un "milagro económico asiático".
- La Crisis de la Burbuja.com (1997-2001)

Comúnmente llamada de las empresas punto.com, se produjo como consecuencia de una corriente especulativa muy fuerte, debido al avance de las empresas vinculadas al nuevo sector basado en Internet y en la llamada Nueva Economía.
Fue un proceso que se destacó por la rápida aparición (y en muchos casos, espectacular quiebra) de un numeroso grupo de empresas de nuevo tipo, basadas en Internet y designadas comúnmente como punto-com.
Una combinación de un veloz aumento de precios de las acciones, la especulación individual y la gran disponibilidad de capital de riesgo crearon un ambiente exuberante. El estallido de la burbuja.com marcó el principio de una relativamente suave, pero larga recesión en las naciones occidentales.

1D2.2) La Burbuja Inmobiliaria

La expresión burbuja inmobiliaria hace referencia a la existencia de un proceso especulativo de escalada de los precios en el mercado de bienes inmuebles, de tal manera que, a lo largo del tiempo, los precios suben muy por encima del índice del coste de la vida y ello atrae a los inversores que creen ver en ello una manera rápida de enriquecerse, mediante la compra-venta de pisos.

Esto es lo que ha venido ocurriendo desde hace varios años en diversos países del mundo, entre los que se encuentran España, Reino Unido, Holanda, Australia, Irlanda, Nueva Zelanda, o EEUU.
Según los datos comparativos de la revista “The Economist” para 16 países desarrollados, la burbuja inmobiliaria no ha dejado de inflarse en la ultima década, periodo en el que los precios de las viviendas crecieron mas que el IPC de todos los países ricos, salvo Japón y Alemania.
“En concreto, entre 1997 y 2004, Irlanda registró el mayor encarecimiento, con un 174%, seguida de España, con un 121%. A continuación se situaron Gran Bretaña (116%), Australia (113%), Holanda (75%), Suecia (67%), Francia (59%), Bélgica (54%), Italia (54%), Estados Unidos (53%), Nueva Zelanda (47%), Dinamarca (41%), Canadá (30%) y Suiza (11%). En Japón los precios cayeron un 22% y en Alemania un 3%.”
En el Mismo artículo, escrito bastante tiempo antes del estallido al que estamos asistiendo, la revista “The Economist” advertía acerca de que la duración del fenómeno no estaba haciendo que el mercado de la vivienda fuera más seguro, sino más vulnerable.
Y expresaba dos leyes que parece que caracterizan a este tipo de actividades económicas:
“La primera ley de las burbujas es que se inflan más tiempo del que nadie espera.
La segunda ley es que, al final, estallan”

1D3) Desarrollo de la Burbuja Hipotecaria
(Evolución del Negocio de la Hipotecas Basura por Entidades Financieras Especializadas)

Una vez que hemos descrito lo que es una Burbuja Inmobiliaria y el significado de las Hipotecas Subprime o de alto riesgo, vamos a tratar de entender cómo a través de la combinación de ambas, termina por formarse la Burbuja Hipotecaria.


1D3.1) Los Elementos de Partida

Recordemos, porque puede sernos útil, la Teoría del Más Tonto, que tiene mucho que ver con la codicia humana de tal manera que podríamos llamarla, también, la “Teoría de los Avariciosos”.
Partamos de la base de que, en un momento determinado, el capitalismo se encuentra en una fase de expansión y de confianza en el crecimiento de los mercados y la obtención de fáciles negocios.
Partamos, así mismo, de que en dicha fase de expansión, muchas personas se atreven a lanzarse a la adquisición de una vivienda, decidiendo solicitar créditos para ello, es decir, adquiriendo una Hipoteca.
Por otra parte y como una novedad típica de la globalización, en esta breve descripción de las condiciones de partida, incluyamos el fenómeno de la inmigración y la aparición de muchas personas y familias que, arrastradas por la ola de bienestar y de ilusión de un porvenir mejor, se suman también a la aspiración por adquirir su vivienda.
Finalmente, incorporemos a este escenario económico que estamos trazando, la aparición de entidades financieras que ofrecen créditos fáciles, sin importar la adecuada garantía de devolución que pueda ofrecer el solicitante. Eso sí, con la exigencia de pagar un alto interés, a cambio. Es decir, estamos hablando de la concesión de una Hipoteca Subprime, (Hipoteca Basura, o de Alto Riesgo).

1D3.2) El Inicio

Pues bien, vamos a ponernos en un extremo, que nos permita entender mejor el resultado, pero que ha sido frecuente en los Estados Unidos.
Una determinada entidad financiera, concede una Hipoteca a un emigrante que ni siquiera tiene una nómina que garantice mínimamente la devolución del crédito.
Por supuesto, esto lo hace con un alto interés, que dicho emigrante acepta porque no tiene más remedio y porque incluso piensa que su casa va a subir de precio y en último término, vendiéndola, podría ganar un dinerillo.
Es decir, que en cierta medida, la operación puede llegar a verla como una posible inversión de sus ahorros.
De igual manera, diríamos que la Entidad Financiera está satisfecha de la operación, no solo por los intereses que piensa que va a percibir, sino porque en caso de morosidad, siempre se puede quedar con la casa, cuyo precio habrá aumentado y el negocio sigue siendo bueno ya que puede revenderla, ganando dinero.

1D3.3) El Desarrollo

Llegados a este punto, podemos comprender que otros muchos ciudadanos, con más posibilidades económicas, vean aquí una forma fácil de inversión, contribuyendo, así, al desarrollo de un proceso especulativo de compraventa de pisos.
Naturalmente, en este proceso, se desata una tendencia al alza rápida de los precios de la vivienda, a la cual contribuye en gran medida el blanqueo de dinero procedente de negocios sucios o mafiosos.
Vemos, pues, cómo empieza a crecer la Burbuja Inmobiliaria.
Pero la cosa no queda ahí. En efecto, al olor de este suculento negocio, basado en la creencia en un crecimiento indefinido de los precios, el fenómeno de la compraventa de inmuebles, se propaga al de la compraventa de hipotecas (los activos hipotecarios)
De esta manera, una hipoteca inicial por valor, supongamos de 100, es adquirida por una segunda entidad financiera al precio de 110. Esta lo hace confiada en la revalorización futura de la vivienda y, por tanto en que la inversión merece la pena.
La entidad que concedió, inicialmente, la hipoteca ya ha realizado su negocio y está satisfecha de la operación. Pero, ahora, es esta segunda entidad la que aspira a encontrar un nuevo comprador con el que hacer su propio negocio.
Siguiendo esta visión optimista de la situación, nuevas entidades, adquirirán la hipoteca a precios crecientes...120, 130...., de manera que, poco a poco, un activo hipotecario, nacido con un alto riesgo, comienza a experimentar su propio progreso especulativo, subiendo su precio sin más base que el valor original de la vivienda y la creencia en un incremento indefinido del precio de la misma.
El resultado es que un determinado bien como es un inmueble, con un precio hinchado especulativamente muy por encima del índice general precios al consumo, (el costo de la vida), ha conducido a un fenómeno similar con el valor de la hipoteca de origen, que ha seguido un camino especulativo paralelo.
Y de esta forma, se va desarrollando una Burbuja Hipotecaria.

1D4) El Estallido de la Burbuja Inmobiliaria y el derrumbe de las Entidades de Crédito

Frente a las optimistas ilusiones de un crecimiento indefinido de los precios, por parte de todos estos inversores, tanto particulares, como entidades crédito, en un momento determinado las condiciones del mercado empiezan a cambiar.
El mercado de la vivienda se satura. Empieza a haber menos compradores, entre otras cosas porque el precio de los pisos se ha disparado y cada vez hay menos gente que se decida a hacer este esfuerzo comprador.
Poco a poco, empieza a haber más ofertas de pisos que compradores y aquellos a los que les urge vender, terminan por aceptar una bajada de precio.
Por otro lado, al intuir que las cosas ya no van por el mismo camino, muchos posibles inversores se retiran del mercado, contribuyendo a la disminución de compradores.
Se inicia, así, una espiral negativa donde el menor número de compradores, se traduce en una mayor bajada de precios y unos precios en descenso, conducen a una mayor retirada de inversores, los cuales intuyen que se está llegando al final de este suculento negocio especulativo.
Podemos hablar de que el negocio inmobiliario se derrumba y, con él, la Burbuja Inmobiliaria empieza a desinflarse.
Comienza una Crisis Inmobiliaria.

Pero la cosa no acaba ahí. Con la bajada de los precios de la vivienda, aquellas hipotecas recompradas sucesivas veces quedan sobrevaloradas y también pierden interés como negocio especulativo.
En la metáfora de los tontos, diríamos que ya no queda un tonto, más tonto que todos, que quiera correr el riesgo de adquirir dichas hipotecas.
En consecuencia, las entidades financieras que en los tiempos de bonanza adquirieron las Hipotecas Subprime, (que por sus características ya habían recibido el nombre de Hipotecas Basura), se encuentran con que tales activos valen mucho menos que el precio que pagaron por ellas, hasta que llega un punto en el que no valen nada, puesto que nadie desea comprarlas.
De esta manera, podemos hablar del nacimiento de los Activos Tóxicos, que son la causa principal de la ruina de tales entidades, que pueden llegar incluso a la quiebra.
Es el comienzo de la Crisis Hipotecaria.

En el caso de la crisis actual que estamos viviendo, el cambio de ciclo inmobiliario habría dado lugar a la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos, en agosto de 2007, que, como explicaremos más adelante, ha terminado por convertirse en un componente clave de la crisis económica mundial que sufrimos a partir de 2008.